lunes, octubre 6

Protestantes LGTB en España. Una primera radiografía.



Según datos de FEREDE[1] en España hay alrededor de 400.000[2] personas que se congregan en iglesias evangélicas. Si según los estudios más fiables, entre el 5% y el 10% de la población es LGTB, obtendríamos que en España hay entre 20.000 y 40.000 protestantes LGTB.

En los últimos años se ha hablado mucho en las iglesias evangélicas, y en sus instituciones, en contra de cualquier iniciativa de la sociedad que intentase proteger o dar derechos a las personas LGTB. Por otra parte, a nivel interno, el discurso ha sido siempre el de negar que haya personas LGTB dentro de las comunidades protestantes/evangélicas, y por tanto se ha impedido conscientemente que se pudieran expresar, si no era para ratificar la posición oficial que les niega cualquier posibilidad de existir. Recordemos que en este momento todavía sigue en pie la amenaza de expulsión de FEREDE a cualquier pastor, o comunidad, que bendiga una pareja del mismo sexo. Desde no hace mucho tiempo se está intentando también expulsar de FEREDE a las iglesias protestantes que no tienen una postura tan beligerante hacia las personas LGTB. Algo que más pronto que tarde tendría que ser denunciado por las entidades LGTB, ya que un país que defiende los derechos LGTB como derechos humanos, no debería subvencionar entidades que promueven o incitan a la discriminación.

En Homoprotestantes decidimos a principios de este año realizar una encuesta a personas protestantes/evangélicas LGTB para confeccionar la primera radiografía que permitiese saber como son y que opinan, más allá de los clichés y los silencios en los que son encerradas dentro de sus comunidades. Evidentemente no teníamos todas las facilidades, ni los medios, que nos hubiera gustado para poder hacer una encuesta con más rigor científico, pero aún así era importante dejar, por primera vez en España, que las personas protestantes LGTB hablaran sobre sí mismas. Imagino que dentro de no mucho tiempo podrá hacerse una encuesta con una mayor fiabilidad, pero hasta ese momento, os ofrecemos la primera radiografía sobre protestantes LGTB en España.

Agradecemos a las 57 personas que han participado en esta encuesta su colaboración. Gracias a ellas podemos saber hoy un poco más sobre como son y que piensan las personas protestantes LGTB en nuestro país.

  1. Sexo, género y orientación sexual:

El 89’5 % de las personas que contestaron se identificaban como hombres y el 10’5% como mujeres. Todos los hombres se identificaban con el sexo masculino y las mujeres con el femenino. El porcentaje tan desequilibrado entre hombres y mujeres puede deberse a varias razones, pero posiblemente pueda reflejar que todavía las mujeres protestantes viven con una mayor negación quienes son, y que la mayoría de ellas están todavía armarizadas y tienen miedo a ser descubiertas dentro de las comunidades evangélicas.

En cuanto a la orientación sexual, si hablamos de las mujeres: el 16’/% se define como lesbiana, el 66’7% como bisexual, y el 16’7% como asexual. En el caso de los hombres: el 86’3% se define como gay, el 11’8 como bisexual, y el 2% otra.

  1. Edad:

El 9’3% tiene entre 15 y 24 años, el 17’5’8% entre 25 y 34, el 26’3% entre 35 y 44, el 36’8% entre 45 y 54, el 7% entre 55 y 64, y el 3,5% entre 65 y 74 años.

El tramo de edad con un mayor porcentaje es el comprendido entre 35 y 44 años.

La edad media de la persona protestante LGTB es de 41,6 años.

  1. Denominación de la que proceden:

Adventista: 8’8%. Asambleas de Hermanos: 10’5%. Bautista: 26’3%. Cuáquero: 1’8%  ICM: 1’8%. IERE: 5’3%. IEE: 7%. Pentecostal: 19’3%. Unitario: 1’8%. Otra: 14%. Sin denominación: 3’5%.

El mayor porcentaje de personas LGTB procede de las iglesias Bautistas.

Casi la mitad de las personas LGTB proceden de iglesias Bautistas o Pentecostales.

  1. Valoración aceptación personas LGTB en el país:

Les pedimos que valoraran la aceptación de las personas LGTB en España con una nota entre 0 y 10, siendo 0 la aceptación más baja y 10 la más alta. Los resultados:

0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
3’5%
1’8%
0%
5’3%
3’5%
22’8%
14’8%
26’3%
14%
3’5%
5’3%

La nota con un mayor porcentaje es el 7, y la nota media es de 6’1.

  1. Valoración aceptación personas LGTB en las iglesias protestantes:

Les pedimos que valoraran la aceptación de las personas LGTB en las comunidades protestantes de las que procedían con una nota entre 0 y 10. Siendo 0 la aceptación más baja y 10 la más alta. Los resultados:

0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
31’6%
19’3%
8’8%
12’3%
5’3%
5’3%
3’5%
5’3%
1’8%
0%
7%

La nota con un mayor porcentaje es el 0, el 70% de las personas daban una nota de 3 o inferior a 3. La nota media es de 2’6. Las personas que daban una nota entre 8 y 10 procedían en su totalidad de iglesias inclusivas como ICM, la Comunión Anglicana Libre o la Iglesia Unitaria.

Por denominación las notas son las siguientes: Pentecostales: 0’7. Asambleas de Hermanos: 1. Bautistas: 1’5. Adventistas: 1’6. IERE: 2. Cuáqueros: 3. IEE: 5’4. Unitarios: 10. ICM:10. Comunión Anglicana Libre: 10.

  1. Asistencia a la iglesia:

El 45’6% afirma asistir regularmente a la iglesia, el 19’3 asistir a veces, y el 35’1% haber dejado de asistir.

Es decir que dos de cada tres protestantes LGTB asiste a la iglesia y uno de cada tres ha dejado de hacerlo.

  1. Visibilidad en la iglesia:

A las personas que asisten a una comunidad protestante les hemos preguntado si en su comunidad saben que son LGTB. El 32’4% afirman que nadie lo sabe, el 35’1% que lo sabe alguna persona, y el 32’4% que lo sabe toda la comunidad.

Dos de cada tres protestantes LGTB están en el armario con toda o parte de su comunidad.

  1. Responsabilidad en la iglesia:

De las personas que asisten a la iglesia algo más de la mitad, 54’1% , tienen alguna responsabilidad en ella, y el resto, 45’9%, no.

Las responsabilidades son variadas, y van desde la música al pastorado, pasando por la diaconía, secretaría, coordinación....

Sólo uno de cada cuatro personas LGTB que tiene una responsabilidad en la iglesia está fuera del armario, el resto lo hace sin que nadie sepa su orientación o sabiéndolo sólo algunas personas.

  1. Cómo se sienten:

Al preguntarles como se sienten, las personas cuyas comunidades saben que son LGTB lo expresan con afirmaciones como:
Bien, muy bien, aceptado, feliz y libre, que soy yo mismo, puedo mantener mi fe... Mayoritariamente las personas dicen sentirse bien y libres por no tener que esconder quienes son.

Las personas que oculta a toda o parte de la comunidad que son LGTB al expresar como se sienten lo hace con comentarios como:
Excluido, marginado, frustrada, un bicho raro, con miedo a no ser entendido, limitado y no animado a expresarme, mal con los demás pero bien con Dios, muy mal, hipócrita....
En su totalidad las personas admiten no sentirse bien.

  1. Vida en pareja:

El 56’1% de las personas encuestadas tienen pareja, y el 43’9 no la tienen.

De las personas que tienen pareja, el 50% no están casadas, el 43’8% está casada con una persona de su mismo sexo, y el 6’3% con una de distinto sexo.

De las personas que están casadas con otra de su mismo sexo, el 42’9% recibió una bendición de su unión en la iglesia, y el 57’1% no.

  1. Maternidad/Paternidad:

A la pregunta sobre si tienen hijos, el 82’5% afirma no tener, el 12’3 tener hijos de una relación heterosexual anterior, el 3’5% con su actual pareja del mismo sexo, y el 1’8% de una relación heterosexual anterior y también con su actual pareja del mismo sexo.

A la pregunta sobre si piensan que su comunidad ayuda a sus hijos a vivir de manera satisfactoria su realidad familiar, el 90% afirma que no, y el 10% que sí.

  1. Relación con asociaciones LGTB

El 45’6% afirma formar parte de una asociación o entidad LGTB, mientras que el 54’4% afirma que no tiene ningún tipo de relación con asociaciones o entidades LGTB.

  1. Relación con otras personas cristianas LGTB

El 15’8% de las personas encuestadas decía no conocer a otras personas cristianas LGTB, el 1’8% consideraba innecesario relacionarse con ellas, el 21’1% piensa que puede ser útil de forma puntual, el 24’6% creen que es positivo hacerlo de forma periódica, y el 36’8% afirman que consideran muy necesario relacionarse con otras personas cristianas LGTB.

En cuanto a la existencia de comunidades cristianas LGTB el 3’5% consideran que son innecesarias, el 14% que son necesarias de forma temporal, también el 14% que es la única opción posible en este momento, el 10’5% que son positivas, el 47’4% que son muy positivas, y el 10’5% que son imprescindibles.

Se desprende que mayoritariamente las personas cristianas LGTB consideran positivo relacionarse con otras, y también la existencia de comunidades cristianas LGTB. Sólo el 3`5% las considera innecesaria, el 96’5 % restante las considera necesarias con grados de importancia distinta, pero la consideración de que son muy positivas alcanza casi la mitad de las personas encuestadas.

  1. Valoración de sus comunidades respecto a la inclusión de personas LGTB

Respecto a las iglesias protestantes/evangélicas en España, el 31’6% de las personas encuestadas cree que son las principales opositoras a los derechos de las personas LGTB, el 57’9% considera que no ayudan a la aceptación de estos derechos, el 6% cree que colaboran en su aceptación, y ninguna persona encuestada cree que son impulsoras de los derechos de las personas LGTB.

Es decir, el 94% piensa que las iglesias protestantes/evangélicas en España son las principales opositoras, o que no ayudan, a la aceptación de las personas LGTB.

A la pregunta sobre si con esta actitud las iglesias evangélicas/protestantes en España están siendo fieles al evangelio, el 66’7% considera que no, el 12’3% piensa que en general no lo están siendo, el 12’3% no lo sabe, y el 8’8% cree que sí.

Al pedirles una opinión más extensa encontramos comentarios como:

“Creo que mantienen una actitud farisaica y causan mucho dolor a las personas LGTB y sus familiares. Transmiten falta de amor y mucho desprecio hacia nuestro colectivo”.

“Ellas lo creen sinceramente, pero yo creo que para nada. Olvidan el amor, respeto, apoyo, y no juicio expresado en la Biblia”.

“Se han enrocado en sus prejuicios y son incapaces de ver la injusticia con la que están colaborando, o incluso, liderando”.

“En absoluto. Sacrifican el amor y la compasión, por el rigor y la supuesta ortodoxia que aplican a la cuestión de la homosexualidad”.

“No. Han hecho una interpretación de la Biblia, tan válida como cualquier otra, y la utilizan para juzgar y atacar a otros”.

“A la que asisto sí, pero en la mayoría de casos, no”.

“Sí, pero tengo mis reservas en algunas cuestiones que observo”.

“No, presentan sus prejuicios homófobos como una moral bíblica”.

“¿Eran fieles al evangelio las iglesias que no aceptaban a las mujeres que tenían dones?¿Eran ejemplares las iglesias que tenían esclavos?”.

  1. Comentarios Finales

En la última pregunta de la encuesta pedimos a las personas que nos explicaran lo que ellas consideraran más oportuno sobre su experiencia. Os dejamos a continuación algunas de sus aportaciones:

“Nunca pude ser enteramente yo mismo. Sin libertad de expresión, ocultando esa parte de mí... no era posible crecer como persona, compartir abiertamente,. No es posible ser feliz ni vivir así. Tan sólo crecía el sentimiento de culpa. La idea del suicidio sé me apareció más de una vez como una posible salida”.

“Tuve que dejar la iglesia cuando revelé mi "condición" para no vivir "en pecado" y todos dejaron de hablarme tener relación conmigo. Sólo mantengo relación con una amiga que me apoyó en todo momento y que también dejó la iglesia entre otras cosas por el trato que recibí yo y porque los pastores intentaron hacerle ver que no debía tener relación conmigo (más tarde la propia hija de esos pastores reveló ser lesbiana). Después de 8 años ahora empiezo a tener buena relación con mis padres y también mi marido, al que no conocían hasta la semana pasada”.

“Basicamente frustrante, pero al mismo tiempo enriquecedora porque te obliga a repensar nuestras fuentes de autoridad religiosa (la Biblia, claro), nuestra relación con ella, y su auténtica naturaleza. Por otra parte, puede llegar a ser delirante cuando ves/oyes cómo se pretende "curar" la homosexualidad con exorcismos, aunque no en mi contenidísima asamblea de Hnos, pero sí en la de amigos míos Pentecostales”.

“Muy mala. Ni quiero recordarlo. Muchos años dentro de una Iglesia evangélica que dice: "Amar a su prójimo”, a la cual me entregue a su servicio en cuerpo y alma, pero en cuanto uno manifiesta su orientación sexual o es crítico con sus enseñanzas. Te dan todos/as las espaldas, Te hacen la vida imposible, para que te marches de esa Iglesia, e incluso pasas a formar parte de una "lista negra", que es pasada a los pastores de otras Iglesias evangélicas de la zona, para que "lleven cuidado contigo" y no seas aceptado dentro de otras Iglesias. De hecho yo intente integrarme en otras iglesias de mi zona, menos fundamentalistas y más moderadas, aunque seguían siendo excluyentes con las personas LGTB y me fue imposible”.

“No asistía a la iglesia cuando tomé conciencia de ser bisexual, pero mi familia sí. Yo fui ninguneada, mal mirada y juzgada a ojos vista, pero mi familia lo pasó aún peor. Contribuyeron a que mis hijas no quisieran tener contacto conmigo e incluso lo promovieron. Pedí ayuda a la mujer del pastor en ese sentido y me dijo que era mejor que mis hijas no tuvieran contacto conmigo. La relación con mis hijas se ha restablecido, pero para mí, el lugar en el que vivía en ese tiempo es tierra quemada”.

“Una adolescencia angustiada. Una juventud frustrada. Edad adulta depresiva, con trauma de culpabilidad. Finalmente liberación, aceptación, compromiso, felicidad con la ayuda de una pastoral inclusiva”.


De nuevo mi agradecimiento a todas las personas que han colaborado en esta encuesta. Muchas gracias por su valentía. Que Dios les siga dando la fuerza que hasta hoy les ha mantenido y les ha hecho vivir una vida más rica y libre.

Carlos Osma









[1] Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Así que muchas gracias por tus aportaciones.Recuerda que para que se publiquen debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ninguna página, número de teléfono, o dirección. Si quieres hacer algún tipo de publicidad, puedes contactar conmigo en homoprotestantes@gmail.com