martes, junio 20

Homosexuales acosados por la ideología fundamentalista


Quien desee realizar un viaje al pasado, o simplemente ver hasta dónde puede llegar el cristianismo cuando se reflexiona y se vive desde una experiencia fundamentalista, puede visitar la revista Protestante Digital. Allí constatará como se les revuelven las tripas a los abanderados del movimiento fundamentalista español al pensar que en los próximos días se celebrará en muchas ciudades del mundo la fiesta del Orgullo LGTBI, mientras ellos son incapaces de celebrar de una manera mínimamente digna y alejada del sectarismo, el V Centenario de la Reforma Protestante. Su editorial “Cristianos acosados por la ideología de género” no sólo es un insulto gratuito a millones de personas LGTBI, sino también a la inteligencia de sus lectores. Aunque más preocupante que lo anterior es que esta revista, al igual que la entidad que la creó y cuya ideología pretende imponer el pensamiento único en el movimiento evangélico (Alianza Evangélica Española), intenta desde hace tiempo importar de “las américas” un estado de opinión que identifica a los cristianos evangélicos como víctimas del colectivo LGTBI, que supuestamente pretende negarles el derecho a la libertad de expresión.

lunes, junio 12

Como un cristiano insensato


La carta a los Gálatas es conocida como la carta de la libertad cristiana, quizás porque eso es lo que está en juego en las comunidades a las que va dirigida. Carta completamente actual en un contexto como el nuestro, donde a veces se afirma la libertad cristiana para después ahogarla con innumerables condiciones. Los judeocristianos de las comunidades gálatas, mucho más cercanos a la teología tradicional de su tiempo que Pablo, defendían como él la libertad; sin embargo su libertad sólo podía ser vivida correctamente sometiéndose a la Ley.

miércoles, mayo 31

Los padres con los que el obispo Xavier Novell sueña


Hoy escuchaba en televisión que en una homilía dominical el obispo católico Xavier Novell había relacionado la homosexualidad con la falta de una figura paterna. Como es habitual los medios de comunicación se han quedado sólo con el titular, y a mí no me ha interesado lo más mínimo profundizar en el sermón que contenía tamaña absurdez. De todas formas me ha parecido bastante revelador que para este señor el mundo sea una cosa exclusivamente de hombres. No hay mujeres lesbianas, ni madres, ni abuelas, ni tías... Lo único que echa en falta el obispo son hombres como Dios manda que ejerzan el papel de padres sin dejarse avasallar ni difuminar (¿por la feminidad?). Hombres que lo ocupen todo, de esos de ordeno y mando, de los que están convencidos que Dios les ha dado a las mujeres un papel distinto y complementario al suyo (el de la invisibilidad).

lunes, mayo 22

Cristiano, protestante y liberal. Por decir algo.


No soy el primero al que han educado dando preferencia a lo de ser cristiano antes que a lo de evangélico. Nadie negaba lo segundo, pero cuando se le preguntaba a alguno de mis familiares su confesión, decía: “Soy cristiano”. Sólo en el caso de que se pidiera una aclaración, se añadía: “Cristiano evangélico”. La razón era muy sencilla, se daba énfasis a la experiencia personal antes que a las estructuras religiosas. “Nosotros no seguimos una religión, seguimos a Cristo”, esta es una de las frases que desde niño más me han repetido.

martes, mayo 9

Paradigmas homosexualidad y cristianismo


En todas las iglesias existen personas lgtbi, nada hace pensar que el porcentaje sea diferente que en el resto de la población. Por esa razón el cristianismo, como la vida misma, también es lgtbi, o mejor dicho, también se vive desde una orientación sexual o de género no normativa. Además, no es algo nuevo, siempre ha habido personas lgtbi en las iglesias, desde su origen. No hay ninguna indicación en la Biblia que nos haga pensar que Jesús solo escogió a discípulos y discípulas heterosexuales, o que las multitudes que le seguían formaban parte de una especie de “apartheid heterosexual”. Tampoco al leer los evangelios podemos afirmar que Jesús tuviera una atracción sexual y afectiva hacia las mujeres. La probabilidad de que Jesús fuera gay, es la misma que la de cualquier otro ser humano, ya que según la tradición cristiana Jesús fue hecho en todo igual que nosotros.