martes, enero 16

¿Cómo dejar de ser fundamentalista?


Antes de entrar en materia quería dejar claro que ser fundamentalista no es una enfermedad, y que por mucho que algunos científicos afirmen que tiene una base biológica, yo opino que se aprende a lo largo de la vida. Puede ser en la familia donde nacimos, o en algún otro entorno al que hemos ido a parar por razones diversas (un chico guapo que nos invitó a su iglesia, haber encontrado un lugar donde nos sentíamos seguras, estar sacando algún provecho económico…). Pero lo más importante de todo es que para salir de esta situación tan poco deseable, no vamos a necesitar ningún tipo de intervención quirúrgica ni medicación (salvo algún que otro relajante en caso de que nuestro nivel de estrés se dispare). Por último aclaro que, aunque me dirija prioritariamente a la población fundamentalista lgtbi, es posible extrapolar mi reflexión a fundamentalistas heterosexuales.

viernes, diciembre 22

Pesebres que huelen a muerto


Es posible que la falta de vida recorra el pesebre al que nos acercamos todos los días, y en vez de empoderarnos con la esperanza de la irrupción de la salvación, nos empecinemos en colocar, como en el famoso cuadro del Guernica, una María que sostiene en sus brazos al Mesías muerto que ya no puede hacer nada por nadie. Un Mesías que algún poder totalitario bombardeó desde el cielo una vez tras otra hasta hacerlo desaparecer. Y así, nuestro pesebre en blanco y negro, lleno de dolor y resignación, sea el símbolo de la muerte de nuestra fe, esperanza y amor. Pasa todos los días, y aunque nos llamemos cristianos, nuestro Cristo es una víctima que ni tiene, ni puede dar vida, porque le fue arrebatada nada más nacer.

lunes, diciembre 11

#BoicotCLIE2017


Me había propuesto no decir ni una palabra sobre el boicot que la supuesta santa y evangélica inquisición está promoviendo contra la editorial CLIE, pero a sabiendas de que no conozco todo lo que hay tras las bambalinas, y de que corro el riesgo de ser tachado de extremista por quienes han salido en defensa de la mayor casa editorial en el mundo de libros cristianos en español; finalmente he decidido dar mi opinión, sorprendido por lo rápido que algunas personas están haciendo pasar a CLIE por una editorial progresista a la que los fundamentalistas pretenden coartar la libertad de expresión.

martes, diciembre 5

¿Puede adoptar un matrimonio homófobo?


Los servicios sociales de Alberta (Canadá) han denegado la solicitud de adopción a una pareja evangélica aduciendo que no podrían ayudar a un niño que tuviera problemas de identidad sexual. Este suceso, del que al otro lado del charco no tenemos mucha más información, ha servido para que algunos medios fundamentalistas sigan denunciando que existe una persecución de los cristianos por sus creencias religiosas. De hecho, esta ha sido también la razón que la familia ha esgrimido para demandar ante la justicia canadiense a los servicios sociales: ver violado su derecho a la libertad religiosa.

lunes, noviembre 27

Yo vengo de un silencio


Me siento muy identificado con la letra de la canción “Jo vinc d’un silenci[1]del cantautor valenciano Raimon. Cada vez que la escucho, ya los primeros versos me retrotraen a experiencias que he vivido como homosexual, o que han tenido otras personas ltgtbi que he conocido: “Jo vinc d’un silenci antic i molt llarg de gent que va alçant-se desde el fons dels segles…” (Yo vengo de un silencio antiguo y muy largo de gente que va levantándose desde el fondo de los siglos…). Una experiencia que tiene como fundamento, el silencio, pero no un silencio escogido, sino impuesto por una red invisible, a veces, de normas y tabúes que nos dejaron bien claro en muchos momentos de nuestra vida, que lo mejor que podíamos hacer era mantenernos callados.